GobOax Head
GobOax Head

El «tacto»: ¿Qué es y por qué no debo permitirlo durante el parto?

El «tacto»: ¿Qué es y por qué no debo permitirlo durante el parto?

El tacto vaginal es una práctica recurrente durante la labor de parto, la cual sirve a los profesionales de la salud para conocer la posición, consistencia, longitud y dilatación del cuello uterino y el descenso y rotación de la cabeza fetal.

Esta técnica consiste en introducir los dedos índice y del corazón en la vagina, para medir los parámetros de la dilatación. Sin embargo, al tratarse de una práctica invasiva, ésta solo podrá realizarse con la previa autorización de la mujer embarazada.

¿El tacto es obligatorio durante el parto?

Algunas mujeres han referido que iniciaron una labor de parto, luego de ser sometidas a esta práctica; pero cabe destacar que esto significa que el médico (o residente) no realizó de forma debida el procedimiento.

Lo anterior debe ser considerado por la futura madre, pues el parto natural requiere de la propia embarazada y el control de su cuerpo para la expulsión logre ser efectiva. Por tal razón, los profesionales de la salud deben trabajar en ofrecer un ambiente amigable en la labor de parto.

Así lo establece también la guía de referencia rápida titulada “Vigilancia y atención amigable en el trabajo de parto en embarazo de bajo riesgo”, la cual emite algunas recomendaciones (y no recomendaciones) sobre cómo debe actuar el médico y enfermeros durante la labor de parto.

Acciones que NO son recomendadas

En esta guía, emitida por el IMSS, figuran algunas prácticas no recomendadas o que no podrán realizarse sin el consentimiento de la mujer embarazada. Entre ellas destaca:

  • No se recomienda realizar pelvimetría de rutina en mujeres sanas en el momento de su ingreso a sala de labor.
  • No se recomienda el rasurado rutinario del vello púbico.
  • No se recomienda realizar enemas evacuantes en el momento del ingreso de la mujer a sala de labor.
  • No se recomienda realizar enemas evacuantes en el momento del ingreso de la mujer a sala de labor.
  • No se recomienda realizar amniotomía rutinaria para abreviar el trabajo de parto.
  • No se recomienda el uso rutinario de oxitocina para abreviar el trabajo de parto.
  • No se recomienda el uso rutinario de antiespasmódicos para abreviar el trabajo de parto.

Sin embargo, en el rubro del tacto, la guía establece:

Dado que no se encuentra evidencia que apoye o rechace el uso de la exploración vaginal de rutina durante el trabajo de parto, se puede considerar la realización de tacto vaginal cada cuatro horas, durante el primer periodo del trabajo de parto.

¿Cuáles son los riesgos del tacto vaginal?

Entre los riesgos a considerar por el tacto se encuentra el aumento de adrenalina y tensión, si la mujer no se siente cómoda con el médico que realiza la exploración o, en caso de que el médico no tome las debidas precauciones de higiene, podría causar una infección y daños al bebé por la misma.

Fuente: Agencias

Guia 2

Related posts