GobOax Head
GobOax Head

Una ardilla da positivo a la peste bubónica en Estados Unidos

Una ardilla da positivo a la peste bubónica en Estados Unidos

Autoridades de salud de Colorado, EE.UU. confirmaron que una ardilla dio positivo a la peste bubónica, lo que prendió focos de alerta en la población local.

 

El 2020 y sus malas noticias están lejos de terminar. Una ardilla fue diagnosticada con peste bubónica en una localidad de Colorado, EE.UU. Según ABC News, funcionarios del Departamento de Salud Pública del Condado de Jefferson anunciaron el sábado que una ardilla dio positivo a la peste negra.

El personal de salud pidió a los usuarios tomar precauciones puesto que la enfermedad puede ser contraída por humanos y animales domésticos. A diferencia de lo ocurrido en Mongolia y China hace unos días, en Estados Unidos no se han reportado casos sospechosos en personas.

Funcionarios de Morrison, Colorado, dijeron a sus habitantes que deben cuidar a sus mascotas. Los gatos son altamente susceptibles a la plaga por picaduras de pulgas, rasguños o por ingerir un roedor infectado. Aunque en los perros es menos grave, podrían transportar pulgas e infectar a los seres humanos.

La peste negra, una enfermedad asociada a los tiempos del medioevo gracias a la plaga que devastó Europa entre 1347 y 1351, es causada por la bacteria Yersinia pestis. En países como Mongolia, Madagascar, República Democrática del Congo y Perú es una enfermedad endémica.

La peste negra no es cosa de la Edad Media

Según las estadísticas, entre el 30 y 60 por ciento de las personas afectadas pueden sobrevivir si se detecta a tiempo. Los síntomas suelen tardar entre 1 y 7 días en aparecer. Entre ellos se encuentra la fiebre y vómito, mientras que en casos avanzados de la enfermedad existe sangrado interno y falla de los órganos.

La peste negra tiene tres variantes. La peste bubónica es la forma más frecuente de la enfermedad. En ella los ganglios linfáticos se inflaman y causan dolor; a medida que avanza los bubones se abren y se forman llagas.

La bacteria también puede propagarse en el torrente sanguíneo y causar sepsis o peste septicémica. Esta forma se caracteriza por fiebre, diarrea, vómito y sangrados. Conforme avanza puede producir muerte del tejido en extremidades como dedos de las manos, pies o nariz.

Si la bacteria infecta los pulmones puede causar peste neumónica, una forma más grave de la enfermedad que es altamente contagiosa. Aquí los síntomas aparecen a las pocas horas de la infección y avanzan con rapidez. La persona puede morir a los dos días por insuficiencia respiratoria y choque.

De acuerdo con Mayo Clinic, en la actualidad la peste negra afecta a menos de 5.000 personas por año en todo el mundo. El riesgo de contraer la bacteria es muy bajo, aunque esta puede presentarse en áreas rurales y semirrurales en donde hay malas condiciones de higiene y alta población de roedores.

Guia 2

Related posts