CNDH exige una investigación tras hallazgo de un bebé muerto en el penal de Puebla

CNDH exige una investigación tras hallazgo de un bebé muerto en el penal de Puebla

Luego de que esta semana se diera el hallazgo del cuerpo de un bebé en un contenedor de basura en el Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO), en San Miguel, Puebla, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exigió que se investiguen los hechos.

La CNDH solicitó las medidas cautelares al subsecretario de los Centros Penitenciarios y a la Fiscalía de Puebla a fin de que colaboren con la investigación para que se esclarezcan los hechos, se garanticen los derechos humanos y se refuercen los controles de vigilancia en el penal.

De la misma forma, la CNDH dará seguimiento puntual a las investigaciones que realice la Fiscalía del estado, haciendo un llamado para que la realicen de forma «seria, comprometida y eficaz que permita el esclarecimiento de los hechos y determine las responsabilidades correspondientes».

En cuanto a los controles de vigilancia, la comisión pidió a las autoridades poblanas el refuerzo de las mismas, en este penal y los otros CERESOS del estado para evitar que los hechos se repitan.

La institución exhortó que durante las investigaciones no se violenten o se obstaculicen los derechos humanos de las personas privadas de la libertad en dichos centros.

Cabe destacar que el cuerpo del bebé de tres meses fue hallado en un contenedor de basura del penal y que el menor «pudo haber sido usado para ingresar droga al penal», según un comunicado de la organización Reinserta.

Según Reinserta, un interno encontró el cuerpo del bebé cubierto con cal en un contenedor de basura; se reporta que tenía una herida en el abdomen.

por 24 horas

COMPARTE LA NOTA EN TUS REDES

Related posts