Congreso de Oaxaca impide cumplimiento de decisión de la ONU sobre desaparición de un joven

Congreso de Oaxaca impide cumplimiento de decisión de la ONU sobre desaparición de un joven

Jesús Israel Moreno Pérez, estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional (UNAM) salió desde su casa en Ciudad de México hacia Oaxaca en julio de 2011 y desde entonces está desaparecido. Esta semana, el Congreso local de ese estado trancó un pedido de las Naciones Unidas referido al caso.

El 29 de noviembre del año 2019, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas condenó a México por la desaparición del estudiante y ordenó a que las instituciones locales informen sobre los avances de la investigación, las acciones de búsqueda que se hayan realizado para localizar al joven así como las sanciones que se hayan aplicado a los funcionarios involucrados que no actuaron con la diligencia debida en el caso.

Parte de esas acciones implicaban la comparecencia del Fiscal General de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, ante el pleno de la Cámara de Diputados del Estado de Oaxaca. Sin embargo, durante la primera semana de septiembre de este año, los representantes locales votaron en contra de la presencia en la Cámara del Fiscal, inhibiendo el mandato de la instancia internacional.

A fines de julio de este año, la bancada del Partido Morena había firmado un punto de acuerdo referido a la necesidad de que el Fiscal Vasconcelos informase públicamente al Poder Legislativo sobre la investigación de la desaparición del estudiante.

A pesar del acuerdo alcanzado, los diputados Pavel Meléndez (Morena), César Enrique Morales Niños (Partido del Trabajo, PT) María Lilia Mendoza Cruz (PRI), Aurora López Acevedo (Partido Verde) y María de Jesús Mendoza Sánchez (PAN) votaron en contra de la comparecencia del Fiscal en la Cámara.

Carlos Moreno, padre de Jesús Israel, reclamó públicamente al Congreso para que «deje de obstaculizar el derecho a la verdad y a la justicia» y que por el contrario «cumpla sus obligaciones en materia de derechos humanos» dando el impulso necesario para la concreción en Oaxaca de las instancias locales referidas a la búsqueda de los miles de personas desaparecidas que hay en México.

Aunque la ley de desaparición forzada fue sancionada desde fines del año 2017, algunos estados como Oaxaca siguen sin consagrar las instancias especializadas en la materia, en particular a la Comisión estatal de búsqueda de personas desaparecidas.

«Los derechos de las víctimas y la búsqueda de personas desaparecidas no pueden ser postergadas ni obstaculizadas por el Congreso de Oaxaca», apuntó Carlos Moreno, padre de Jesús Israel Moreno, desaparecido en Chacahua, el 8 de julio de 2011, a dónde había ido de vacaciones.

Desde la representación legal de la familia, Juan Carlos Gutiérrez, director de la organización civil Idheas litigio estratégico señaló que esta decisión es una clara contradicción con la decisión adoptada por el Senado de la República a comienzos de setiembre, que votó a favor de la competencia del Comité contra las desapariciones forzadas de las Naciones Unidas, para conocer casos individuales de personas desaparecidas en México.

Idheas denunció que al impedir la comparecencia en Cámara de Diputados del Fiscal Vasconcelos Méndez, el Congreso de Oaxaca «favorece las componendas políticas por encima del pleno respeto de los derechos humanos» y con esa decisión, se impide que las víctimas conozcan el trabajo realizado para la búsqueda y localización del estudiante desaparecido nueve años atrás.

Por Sputnik

Guia 2

Related posts