Desinfectar los artículos del súper contra COVID-19 no tiene sentido

Desinfectar los artículos del súper contra COVID-19 no tiene sentido

Ya que la probabilidad de contagio por superficies es mínimo, desinfectar todos los artículos que compramos en el súper ya no tiene sentido.

La ansiedad por prevenir cualquier tipo de contagio de COVID-19 en algunas casas llegó al punto de querer desinfectar cualquier artículo que llegara del exterior. Entre ellos, incluidos los que compramos en el súper. Durante los primeros meses de la pandemia, la acción estaba medianamente justificada, porque no se sabía con exactitud qué tanto tiempo podría permanecer el virus activo en las superficies. A año y medio de comenzada la crisis sanitaria, hoy tenemos otra información.

Transmisión sobre las superficies

De acuerdo con un estudio conducido por los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, la posibilidad de contagiarse de COVID-19 a partir de fomites es menor de 1 entre 10,000. Esto con respecto a superficies infectadas con el virus.

En contraste, una investigación llevada a cabo en Canadá reveló que la posibilidad de contagiarse de coronavirus al entrar en contacto con las compras del súper es de cero. En otras palabras, “lo que sugiere que el riesgo de exposición al virus en las tiendas de comestibles es bajo“, explica la cobertura de la cadena noticiosa CTV News.

Maria Corradini, líder del Departamento de ciencia de los alimentos de la Universidad de Guelph, añadió que la probabilidad de agarrar el virus de las superficies en estos espacios públicos es mínima. “Podemos estar tranquilos e involucrarnos con nuestros comestibles como solíamos hacerlo ”, dijo la experta a los medios locales.

¿Por qué no tiene caso?

Dado que la probabilidad de contagiarse de COVID-19 a partir de los artículos que compramos en el súper es mínima, no vale la pena sanitizar todos los productos que traemos del exterior. Por el contrario, existen mejores prácticas para evitar la propagación del virus.

Observar los protocolos públicos de higiene, tales como la sana distancia y el uso de cubrebocas, resulta ser mucho más efectivo para mitigar los contagios. En lugar de invertir recursos en comprar más artículos de desinfección para las superficies y alimentos, vale más la pena portar siempre gel antibacterial para las manos.

Aún así, vale la pena recalcar que es casi imposible —y a la vez, muy poco recomendable— conseguir un estado de asepsia absoluto. Nuestro organismo tiene que estar expuesto a otros patógenos, de manera que el sistema inmune se mantenga sólido, fuerte y sano. Para ello, lo más recomendable es administrarse alguno de los fármacos disponibles contra coronavirus. Con estos nuevos resultados, invertir dinero y tiempo en desinfectar lo que compramos en el súper no tiene sentido.

por Muy Interesante

COMPARTE LA NOTA EN TUS REDES
Guia 2

Related posts