Estos son los grandes beneficios de la lactancia materna para el bebé y la madre

Estos son los grandes beneficios de la lactancia materna para el bebé y la madre

La lactancia materna es esencial para el recién nacido durante los primeros meses de vida, aunque el bebé puede recibir formula, los beneficios que aporta este alimento natural son muy importantes. Además, esto no solo resulta provechoso para el nuevo individuo, hay un número de evidencia destacable que demuestra que esto también ocurre para la madre. Aquí te explicamos cuáles son.

¿Cuánto tiempo debe durar el periodo de lactancia materna?

Actualmente se recomienda, según los expertos en salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que la lactancia materna sea el alimento exclusivo durante los primeros 6 meses de vida del recién nacido, como mínimo; se sugiere que esta inicie en la primera hora de vida después del parto, que sea de libre demanda y se evite el uso de fórmulas infantiles.

A partir de esta edad, se puede comenzar a introducir alimentos sólidos y, según describen los expertos, una combinación de lactancia materna con alimentos adecuados y nutritivos se recomienda hasta los 2 años.

¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna?

Se comprende que el periodo de lactancia materna no es un proceso sencillo, sobre todo recién acontecido el parto y durante las primeras semanas de acoplamiento.

Asimismo, aunque es reconocido que la leche materna es el mejor alimento para los recién nacidos, ya que contiene componentes que las formulas no pueden duplicar, existen ciertas condiciones en las cuales la lactancia materna no es posible, en estos casos, el médico pediatra que sigue su proceso le hará las recomendaciones más adecuadas.

De esta manera, en los casos en los cuales la lactancia materna se está efectuando o se está contemplando realizar, se debe tener en cuenta los grandes beneficios, tanto para la madre como para el hijo:

Para el recién nacido:

Proporciona todos los nutrientes e hidratación necesarios para el adecuado desarrollo del bebé.

La leche materna ofrece protección: Contiene anticuerpos y glóbulos blancos sanguíneos que protegen a los bebés contra infecciones gastrointestinales y respiratorias.

Previene el desarrollo de problemas crónicos como: Alergias, diabetes, obesidad, cáncer infantil, hipertensión y enfermedad de Crohn.

Se ha demostrado que contribuye a la formación de la microbiota intestinal.

Juega un papel importante en el desarrollo cognitivo a largo plazo: La evidencia ha determinado que la lactancia materna está asociada con mayor inteligencia en los individuos.

Mejora el desarrollo motriz de los bebés, según la OMS, el amamantamiento por 6 meses, en comparación con 4 meses, tiene mejores resultados en este parámetro.

Permite crear un vínculo afecto con el bebé, que es indispensable para el desarrollo de este.

Para la mamá:

A corto plazo, ayuda a la recuperación física después del parto.

Se ha demostrado, que disminuye el riesgo de hemorragia después del nacimiento, así como de depresión.

A largo plazo, reduce el riesgo de cáncer de mama, cáncer de ovario; según la OMS, las mujeres que no amamantan presentan un riesgo 4% más alto de padecer cáncer de mama y 27% mayor de cáncer de ovario.

Disminuye el riesgo de padecer hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

por ensedeciencia.com

COMPARTE LA NOTA EN TUS REDES

Related posts