Los bosques del mundo siguen sangrando: en 2021 se perdieron 11 millones de hectáreas

Los bosques del mundo siguen sangrando: en 2021 se perdieron 11 millones de hectáreas

Informe del WRI alerta además que se perdieron casi 4 millones de hectáreas de bosques primarios en la Amazonía, con Brasil en primer lugar

Los trópicos perdieron casi 4 millones de hectáreas de bosque primario en 2021, la mayor parte en la Amazonía en Brasil, Bolivia, Perú y Colombia, señala el informe del Global Forest Watch y el World Resources Institute (WRI). El comparativo de la perdida forestal es de 10 campos de fútbol por minuto, ejemplifica la institución en su informe.

«La mala noticia es que estos datos que abarcan dos décadas revela una hemorragia persistente del ecosistema terrestre más importante y no estamos haciendo suficiente para detenerla», señala Frances Seymour, decana del WRI.

El estudio, realizado por la Universidad de Maryland, refiere que se perdieron 3.75 millones de hectáreas de bosque primario, que forman parte de la pérdida de 11.1 millones de hectáreas globales.

Aunque los datos de pérdida de la cubierta arbórea de la Universidad de Maryland tienen una cobertura global, Global Forest Watch se enfoca principalmente en la pérdida en los trópicos porque ahí es donde ocurre más del 96 % de la deforestación, o la eliminación permanente de la cubierta forestal provocada por el hombre. «La pérdida de bosques en los bosques templados y boreales es causada principalmente por la silvicultura y los incendios forestales, que a menudo son perturbaciones temporales de los bosques seguidas de un nuevo crecimiento», refiere el análisis.

La deforestación en los bosques primarios, añade, equivale a su vez a la liberación de 2.5 giga toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, el principal gas de efecto invernadero causante del cambio climático. Esa cantidad es equivalente a la emisión contaminante anual de India.

«La tasa de pérdida de bosques primarios en los trópicos ha sido obstinadamente constante en los últimos años. Aunque los trópicos perdieron un 11 % menos de bosque primario en 2021 que en 2020, eso siguió a un aumento del 12 % de 2019 a 2020, principalmente debido a un aumento en la pérdida relacionada con incendios», señala el documento.

BRASIL Y BOLIVIA.

Como el país con la mayor cantidad de selva tropical primaria, Brasil encabeza constantemente la lista de la mayor pérdida de bosques primarios. Más del 40% de la pérdida de bosques primarios tropicales en 2021 ocurrió en Brasil, un total de 1,5 millones de hectáreas.

La tasa de pérdida de bosques primarios en Brasil ha sido persistentemente alta en los últimos años, dice el informe. Las pérdidas relacionadas con los incendios han fluctuado según el nivel de incendios forestales fuera de control, más recientemente con un pico en 2020 en la Amazonía y el Pantanal. “Mientras tanto, las pérdidas no relacionadas con incendios, que en Brasil se asocian con mayor frecuencia con la expansión agrícola, aumentaron un 9 % de 2020 a 2021”.

Por otra parte, la Amazonía occidental de Brasil, en particular, enfrentó una intensificación de la pérdida de bosques primarios, y sus estados clave experimentaron aumentos de más del 25 % en pérdidas no relacionadas con incendios de 2020 a 2021. “Esta parte de la Amazonía tiene varias áreas de nuevos puntos críticos de pérdida de bosques primarios, lo que significa lugares que experimentaron una aparición estadísticamente significativa de nuevas pérdidas en 2021”.

En el caso de Bolivia, la pérdida de bosques primarios alcanzó su nivel más alto registrado en 2021 con 291 mil hectáreas, superando una vez más a Indonesia por tener la tercera mayor pérdida de bosques primarios entre los países tropicales.

“Los últimos tres años han visto tasas de pérdida consistentemente altas en Bolivia, con incendios que representan más de un tercio de la pérdida cada año. Al igual que en los dos años anteriores, 2021 vio una quema significativa de bosques primarios dentro de áreas protegidas”.

No obstante, no todo son malas noticias. El estudio señala que la tasa de pérdida de bosques primarios en Indonesia siguió disminuyendo en 2021 por quinto año consecutivo, cayendo un 25 % en comparación con 2020. “Otro año más de disminución es motivo de celebración e indica que Indonesia se dirige en la dirección correcta para cumplir con algunos de sus compromisos climáticos: El año pasado, Indonesia actualizó su plan climático nacional con el compromiso de reducir las emisiones en su sector forestal y de uso de la tierra para que se convierta en un sumidero neto de carbono para 2030”.

Otras latitudes

Por otra parte, el informe señala que fuera de los trópicos, los bosques boreales, en especial de Rusia, experimentaron las tasas más altas de pérdida de cobertura arbórea en 2021. Si bien la pérdida de cobertura arbórea en los bosques boreales rara vez resulta en una deforestación permanente, la tasa de pérdida alcanzó niveles sin precedentes en 2021, aumentando un 29 % con respecto a 2020. “Los bosques de hoja perenne están cada vez más amenazados por el cambio climático, con condiciones más cálidas y secas que conducen a un aumento de los incendios y daños por insectos”.

Para este informe del Forest Pulse se actualiza anualmente utilizando datos anuales de pérdida de cobertura arbórea para brindar una descripción completa de dónde se han perdido bosques en todo el mundo. Las actualizaciones anuales se publican cerca del primer trimestre de cada año y cubren las tendencias del año anterior.

por La Cronica de Hoy

COMPARTE LA NOTA EN TUS REDES

Related posts