Mexicano gana premio mundial de Jóvenes Investigadores en Biodiversidad

Mexicano gana premio mundial de Jóvenes Investigadores en Biodiversidad

Ángel Robles Fernández, de la UV, obtuvo el premio otorgado por la organización GBIF por sus investigaciones sobre la interacción entre las especies huéspedes y sus patógenos

 

El mexicano Ángel Luis Robles Fernández, estudiante de maestría en física de la Universidad Veracruzana (UV), fue seleccionado como uno de los ganadores del Premio Mundial Jóvenes Investigadores 2020, que otorga la organización GBIF especializada en ciencia para la biodiversidad y que tiene su sede principal en Copenhague, Dinamarca.

Un jurado de expertos de diferentes países reconoció el trabajo de Robles Fernández para aplicar de manera innovadora los datos sobre la presencia de diferentes especies animales, vegetales y de microorganismos. Así se puede ayudar a predecir la aparición de nuevos conjuntos huésped-parásito. Conocer estas interacciones también informa sobre el potencial surgimiento de riesgos de salud pública para las comunidades humanas.

Ángel Luis fue nominado por la delegación en México de la GBIF, cuyas siglas en español significan Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad.

La GBIF es una organización internacional y una red de investigación que fue creada en 2001 y es financiada por gobiernos de todo el mundo. Su objetivo es proporcionar a cualquier persona y en cualquier lugar, acceso abierto y gratuito a datos sobre las especies que habitan en todo el mundo. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) representa al nodo de México de la GBIF, que ha contado con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Desde su creación en 2010, el premio anual a Jóvenes Investigadores, de la GBIF promueve y alienta la innovación en la investigación relacionada con la diversidad biológica utilizando datos compartidos por medio de la red de la GBIF.

INTERACCIONES PROFUNDAS.

La falta de investigación y conocimiento profundo sobre las interacciones existentes entre las especies huéspedes y sus patógenos limita la capacidad de prever nuevas relaciones entre especies, o emparejamientos, que podrían poner en peligro las vidas o los medios de subsistencia de los seres humanos. Con base en investigaciones recientes que muestran la importancia de la filogenia (o la relación evolutiva entre especies) para explicar la variación en el número de parásitos en especies huéspedes, Robles construirá una base de datos que combinará información geográfica, filogenética y ambiental para pares de especies, por medio de cuatro conocidos conjuntos de patógenos huéspedes:

1) Aves y Plasmodium; 2)Aves y virus del nilo del oeste; 3)Mamíferos y flavovirus y 4) Murciélagos y coronavirus.

La combinación de información geográfica derivada de la GBIF, con datos filogenéticos de otro proyecto llamado VertLife y datos ambientales de la gigantesca base de datos WorldClim proporciona una gran oportunidad para explorar los patrones de interacción entre miles de pares de especies, huéspedes y patógenos.

Robles espera que los análisis generados por medio del uso de un conjunto de herramientas estadísticas, de aprendizaje automático y basadas en la inteligencia artificial puedan cuantificar la probabilidad de que los patógenos encuentren nuevos huéspedes y proporcionar escenarios geográficamente explícitos de susceptibilidad de los huéspedes.

«Como físico, mi interés en esta área radica en generar modelos teóricos que expliquen las distribuciones estadísticas de las incidencias entre huéspedes y patógenos», dijo Robles. Y agregó que además de proporcionar otro ejemplo de la aplicación con éxito de los métodos de la física al estudio de los sistemas ecológicos, su estudio podría proporcionar hipótesis para futuras investigaciones teóricas y de campo o incluso “ayudar a informar la toma de decisiones en los campos científicos y políticos pertinentes, como la gestión de las especies exóticas invasoras y la salud pública», explicó.

«Tener acceso a grandes volúmenes de datos brinda la oportunidad de probar hipótesis sobre cuestiones importantes, como se ha demostrado en la pandemia actual», dijo Patricia Koleff Directora de Análisis y Prioridades de la Conabio y jefa de la delegación de México de la GBIF. «La participación de jóvenes estudiantes de diversas disciplinas es esencial, y estoy segura de que este reconocimiento motivará a Ángel Luis a continuar este tipo de estudios», señaló la doctora Koleff.

Por La Crónica de Hoy

Guia 2

Related posts