GobOax Head
GobOax Head

¿Por qué es bueno dejar que tus hijos se ensucien cuando comen?

¿Por qué es bueno dejar que tus hijos se ensucien cuando comen?

A pesar de que en el mercado existen un sinfín de accesorios diseñados para evitar que se ensucien, los niños siempre encuentran la manera de hacer un desastre

Mantener limpio a un bebé mientras come resulta algo imposible.

Pero, ¿sabías que es bueno que ‘jueguen’ con la comida?

A pesar de que en el mercado existen un sinfín de platos, toallitas, mantitas, baberos y demás accesorios diseñados para evitar que se ensucien cuando comen, los niños siempre encuentran la manera de hacer un desastre. ¡Es muy importante que lo hagan!

Hay múltiples estudios que han comprobado lo necesario que es para los niños ensuciarse. Les ayuda a aprender sobre el mundo que los rodea, les permite comer más tipos de alimentos e incluso les ayuda a ampliar su vocabulario.

Stephanie Kinnare, psicóloga y pedagoga en el Wolfson Children´s Center for Behavioral Health, en Jacksonville, Florida, asegura que los niños a los que se les permite poner comida en sus manos son más propensos a comerla.

Esto se debe en gran parte a que los alimentos se vuelven familiares para el niño cuando se presentan de manera divertida. Un ambiente de inmersión significa más frutas y verduras en el estómago. Pero no se alarme si la comida no llega de inmediato al estómago, puede tomar varios encuentros con la comida antes de llegar al vientre”, explicó la experta al sitio Ramper.

Los bebés usan el tacto para medir la seguridad de los alimentos; a medida que el niño siente la comida, envía una señal al cerebro de que está húmeda, seca, blanca, dura o pegajosa. Cuando permitimos que los niños exploren la comida a través de las manos, los brazos, cara e, incluso, los pies, les damos seguridad, los hacemos sentir bien

El juego desordenado y decidido con la comida es una parte muy importante de su desarrollo. Es un problema a corto plazo con la parte del desastre y una inversión a largo plazo en las habilidades alimenticias del niño”, dice la experta.

Un estudio incluso reveló que hacer un desastre mientras come ayuda a los niños al conocimiento de las palabras. Es un gran ambiente de aprendizaje. Esa interacción en torno a los alimentos también es clave para su desarrollo, aprenden a pedir más, entran en una rutina de comida, todo eso tiene efecto a largo plazo en el cerebro de nuestros niños.

Comer funciona en una variedad de habilidades de desarrollo, incluidas las habilidades socioemocionales, de comunicación, cognitivas, motrices finas y gruesas, y, por supuesto, la habilidad de las habilidades adaptativas o de autoayuda», dice Delaware.

Y continúa.

El área socioemocional incluye participar en la imitación y el compromiso social. Las habilidades de comunicación también pueden incluir balbuceos y solicitudes de una sola palabra, como solicitar más de un determinado alimento. Las habilidades motoras finas y gruesas se facilitan al aprender a agarrar y liberar alimentos, utensilios y tazas “.

Fuente: Me lo dijo Lola

Guia 2

Related posts