Recuperación total del turismo en el mundo será este año: OCDE

Recuperación total del turismo en el mundo será este año: OCDE

Ciudad de México.- En 2024, el sector turístico se recuperará completamente tras el golpe que dejó la pandemia de Covid-19, mismo que provocó que los flujos mundiales se desplomaron entre 2020 y 2021 tras seis décadas de constante crecimiento, planteó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En esta proyección se incluye la recuperación total del turismo en México, que si bien ha logrado superar los ingresos de divisas o el gasto promedio de los visitantes internacionales que se tenían en 2019, la llegada de turistas y viajeros aún se mantiene por debajo de esos niveles.

Según la OCDE, la recuperación del turismo mundial será “impulsada por el sentimiento positivo de los viajeros y las empresas, y un repunte de los viajes en Asia y el Pacífico, incluido el procedente de China, y se prevé que el crecimiento volverá a las tendencias anteriores a la pandemia a medida que los desequilibrios de la oferta y la demanda sigan en un proceso de disminuciones”.

Sin embargo, recalcó, la recuperación es desigual y persisten varios desafíos; por ejemplo, aunque la demanda turística ha demostrado ser resistente, las empresas hoy en día luchan por atraer y retener trabajadores y, aunque la inflación disminuye, las presiones sobre los precios siguen afectando los costos de transporte, alojamiento y hospitalidad.

“Las tensiones geopolíticas siguen siendo elevadas y la creciente frecuencia de incendios forestales, inundaciones, olas de calor y otros fenómenos meteorológicos extremos afecta al sector. De cara al largo plazo, se espera que el turismo siga creciendo y esto crea importantes oportunidades, pero también trae consigo desafíos renovados, lo que refuerza la importancia de las políticas para apoyar un futuro resiliente, sostenible e inclusivo”, precisó la OCDE.

En este sentido, planteó que los gobiernos tomaron medidas excepcionales para apoyar el turismo a medida que las recientes crisis crearon conciencia sobre la importancia del sector como fuerza económica y social, por ejemplo, durante la pandemia, México decidió no cerrar fronteras, y hoy en día hace trabajos de promoción en el mundo.

“La fuerte recuperación está proporcionando una nueva llamada de atención a los gobiernos y al sector en su conjunto, mientras los destinos luchan por gestionar la demanda y los impactos en el medio ambiente y las comunidades locales. Esto ejerce presión sobre la licencia social para el turismo y ha puesto de relieve la necesidad de reequilibrar los impactos, comprender las compensaciones y gestionar el turismo de manera sostenible, de modo que los beneficios superen los costos”, mencionó la OCDE.

Al mismo tiempo, precisó, el turismo ofrece un potencial sin explotar para muchas personas, empresas y destinos que buscan florecer en el plano global.

Como resultado de lo anterior, expresó la OCDE, los gobiernos del mundo, en todos los niveles, juegan un papel relevante en la configuración del desarrollo turístico para responder a estos desafíos, aprovechar las oportunidades y lograr mejores resultados.

Detalló que muchos países han actualizado o desarrollado estrategias turísticas para reflejar el contexto y las prioridades post pandemia, mismas que buscan aprovechar el impulso reciente para cambiar hacia modelos de turismo más sostenibles, adaptarse a un entorno cada vez más dinámico e involucrar a las partes interesadas en torno a una visión común para el futuro del sector.

“Diversificar la oferta turística y atraer nuevos mercados emisores y segmentos a destinos emergentes y fuera de los períodos de máxima ocupación sustenta muchas estrategias turísticas para distribuir mejor los beneficios y los flujos. Se necesitan inversiones significativas para reducir el impacto ambiental de las actividades y al mismo tiempo adaptarse a los impactos del cambio climático”, señaló la OCDE.

Añadió que los destinos y las empresas turísticas necesitan apoyo para seguir el ritmo de los rápidos avances tecnológicos, al tiempo que también se necesitan recursos para desarrollar el transporte y otras infraestructuras necesarias para gestionar mejor el desarrollo turístico.

Por La Jornada

COMPARTE LA NOTA EN TUS REDES

Related posts