Roban hasta 26 iglesias cada semana; también les cobran derecho de piso

Roban hasta 26 iglesias cada semana; también les cobran derecho de piso

Al año, al menos mil 400 templos católicos en el país registran algún delito o daño patrimonial; religiosos alertan por extorsiones directas a ministros de culto

Arte sacro, urnas con li­mosnas, objetos litúrgicos, instrumentos musicales o incluso letras de bronce son algunos de los obje­tos que los criminales hur­tan en templos católicos y cristianos-evangélicos, de­litos que se han incremen­tado en la última década.

De acuerdo con datos del Centro Católico Multi­medial (CCM), cada año mil 400 iglesias, 12% de las más de 11 mil que hay en el país, registran robos y da­ños a su patrimonio, e in­cluso lesiones y homicidios en su interior.

Además, delincuentes del fuero común y el cri­men organizado han en­contrado en los templos, sacerdotes y pastores una fuente de ingreso a través de la extorsión. Las ame­nazas para pedir dinero en efectivo se hacer directa­mente a los ministros de culto, alertan religiosos.

Omar Sotelo, director del CCM, y Arturo Farela, presidente de la Confrater­nidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraterni­ce), coinciden en que el cobro por derecho de piso a los recintos religiosos es una modalidad de extor­sión que afecta a religiosos y a laicos.

No entraría en el or­den de la profanación o del robo, pues ya están las amenazas, pedir dere­cho de piso. Son situacio­nes entrelazadas y están en una frontera en cuan­to a la descomposición del tejido social”, dijo el padre Sotelo en entrevista con Excélsior.

El sacerdote detalló que en estados como Ta­maulipas, Jalisco, Guerre­ro, Chiapas o Morelos, los delincuentes quieren ins­trumentar el cobro del de­recho de piso. Reconoció que muchos párrocos no interponen denuncias por­que no proceden o es una pérdida de tiempo.

Conocemos algunos datos de Chiapas donde se les dice a los sacerdo­tes que estén quietos o van a sufrir las consecuencias, y les dicen: quédense ca­lladitos o les llenamos su iglesia de muertitos”, relató Sotelo.

ROBO A IGLESIAS Y TEMPLOS, UNA AFRENTA A LA FE

El robo a iglesias católicas y templos cristianos evangélicos se ha incrementado en la última década en el país, registrándose cada semana alrededor de 26 ilícitos de este tipo, de acuerdo con registros del Centro Católico Multimedial (CCM) y de la Confraternidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice).

En el caso de las parroquias católicas, el crimen opta por robar desde arte sacro y urnas de las limosnas, mientras que en las iglesias cristianas-evangélicas, los hurtos son de instrumentos musicales para la alabanza a Dios, como órganos, acordeones, mandolinas, panderos y materiales de ornamento de los recintos.

En entrevistas por separado con Excélsior, el sacerdote católico Omar Sotelo, director del CCM, y el pastor Arturo Farela, presidente de Confraternice, dijeron que el cobro por derecho de piso a los recintos religiosos es una modalidad de extorsión que afecta también tanto a religiosos como a laicos.

Aunque no entraría en el orden de la profanación o del robo, pues ya también están las amenazas, y está, ésta mecánica de pedir derecho de piso. Entonces, ahí ya entraría también el crimen organizado. Son situaciones que están entrelazadas y están en una frontera en cuanto a la descomposición del tejido social”, dijo el padre Sotelo.

Recientemente, en un templo cristiano de la colonia Cuchilla de la Joya en la alcaldía Gustavo A. Madero, el robo fue de las letras de cobre empotradas arriba de la puerta de acceso al recinto, las cuales tenían la leyenda “Iglesia de Dios”.

En templos evangélicos tenemos órganos, guitarras, teclados, y que lamentablemente, pues, personas sin escrúpulos cometen este tipo de delitos, robarlos, entran, se las ingenian para entrar a los templos y cometen este tipo de fechorías”, comentó el pastor Arturo Farela.

Estos hurtos, se dan por lo general, durante los días que no se realizan misas o cultos religiosos, y además del saqueo, en algunas iglesias católicas se han realizado actos sacrílegos de odio a la fe, indicó el padre Omar Sotelo.

Cada año, se calcula de acuerdo con datos del CCM que mil 400 iglesias, es decir 12% de los más de 11 mil templos, sufren desde robos menores, daños mayores en su patrimonio, e incluso se registran lesiones y homicidios en su interior.

El 90% de los ilícitos cometidos en templos, reporta, son robos; se trata principalmente de hurtos de dinero de las alcancías de limosnas, así como aparatos y objetos litúrgicos, como vasos, copones y cálices. En la mayoría de los casos, los hechos fueron perpetrados por ladrones que actuaban en solitario.

SE AGRAVÓ CON LA PANDEMIA

Delincuentes del fuero común y el crimen organizado han encontrado en los templos, sus sacerdotes y pastores una fuente de ingreso a través de la extorsión en distintas zonas del país, e incluso las amenazas para pedir dinero en efectivo se hacer directamente a los ministros de culto.

En mayo pasado, la Alianza Ministerial Evangélica (AME) de Tijuana, Baja California, denunció que templos de la colonia Cárdenas y Zona Este de Tijuana sufrían robo, extorsión y cobro por derecho de piso, situación que se agravó con la pandemia de covid-19

Así lo expuso Carlos Kateztain, presidente de la AME, quien dijo que los presuntos delincuentes son jóvenes, en su mayoría desempleados.

Dijo que el último robo fue un equipo de sonido, valuado en más de 50 mil pesos.

La violencia nos ha afectado, a algunas iglesias les han querido cobrar piso, a otro pastor lo han golpeado porque no da dinero”, declaró.

En el mismo sentido, el sacerdote católico Omar Sotelo dijo a este diario que en estados como Tamaulipas, Jalisco, Guerrero, Chiapas o Morelos, los delincuentes quieren instrumentar el cobro del derecho de piso.

En la diócesis de Cuernavaca, incluso, monseñor Ramón Castro hizo una fuerte denuncia de que hay cobro de derecho de piso, profanación en los templos. En Guerrero, no se diga, y lo acaba de destapar el cardenal Francisco Robles Ortega en Guadalajara y en la zona de El Bajío.

Y conocemos algunos datos de Chiapas donde se les dice a los sacerdotes que estén quietos o van a sufrir las consecuencias, y les dicen: quédense calladitos o les llenamos su iglesia de muertitos”, relató el padre Omar.

“JESUCRISTO DETUVO LA BALA”

El pastor evangélico Arturo Farela dijo a Excélsior que la situación del robo a templos o la extorsión a ministros de culto y feligreses es un tema que se ha venido gestando de tiempo atrás en la última década y relató que en 2017, él fue encañonado al salir de su templo junto a su familia en la colonia Valle de San Lorenzo.

A mí me han intentado matar, ahí en el templo mismo, y también intento de robo, han intentado robarme mi camioneta, y sólo la gracia de Dios me ha liberado de morir. Un día terminando el servicio, mi esposa y mis hijos estaban arriba de la camioneta.

Y uno que iba a manejar, Josué, venía caminando y mi hija me avisa que estaba encañonado, entonces cuando me ve mi hijo empieza a caminar en torno a la camioneta y detrás de él viene este delincuente, que eran tres finalmente, y en ese momento me dice que quiere las llaves de la camioneta.

Y en ese momento, levanté las manos e invoqué el nombre de Jesucristo, reprendí a Satanás y los tres muchachos se fueron, y antes de eso, en tres ocasiones uno intentó disparar y la bala no salió. Entonces fue cuando se espantaron al invocar yo el nombre de Jesucristo y se fueron, es algo providencial como la gracia de Dios me protegió”, relató el pastor Farela.

En el mismo tenor, el padre Omar Sotelo, comentó el caso de un sacerdote en una parroquia de Río de los Remedios, quien en abril pasado fue amagado con arma de fuego en las puertas de su parroquia, cuando traía consigo una imagen de la Virgen.

Te puedo asegurar que sí hay temor, algunos han tomado medidas de seguridad en sus parroquias, lo cual es muy válido, como sistemas de televisión, cámaras de vigilancia y también hacen partícipe a la comunidad.

A un amigo en Río de los Remedios, al padre Miguel, él pone su cámara en la iglesia, lo asaltaron: iba bajando de su camioneta la imagen de la Virgen, iban saliendo de la camioneta, llegan dos individuos y uno dispara, así se ve en la imagen, dispara al aire, y le quita la camioneta al padre, pues apenas le da tiempo de bajar a la Virgen.

Y luego, calles adelante, la camioneta se detuvo porque tenía una aplicación y la pudieron recuperar, pero ahí ves: sabían que era el padre con la imagen de la Virgen”, narró Sotelo.

AUMENTAN ROBOS

En su último reporte de 2021, el CCM informó que los recintos religiosos sufren “novedosas” formas de extorsión, incluso contra obispos, sacerdotes y agentes de evangelización.

En diciembre de 2021, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Ramón Castro, advirtió que “desde hace algunos meses en varias diócesis de nuestro país se han venido suscitando casos de extorsión con diferentes modus operandi.

Nos preocupa que estos hechos ocurren cada vez de manera más frecuente, por ello los invitamos a que puedan informar a su comunidad para que no se dejen engañar”, refirió el alto prelado.

En redes sociales denunció “llamadas telefónicas con afán de extorsión económica” en donde se engañaba a los incautos con un falso accidente de un obispo y así logar el depósito de dinero en cuentas bancarias”.

El 24 de junio, Carlos Marx Barbosa, presidente del Consejo Interreligioso de Guerrero pidió a los gobiernos federal y estatal acciones para garantizar la seguridad de quienes profesan activamente una religión.

Barbosa Guzmán, quien pertenece a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), recordó que hace años los delincuentes tenían ciertos códigos, respetaban los funerales, y no se introducían a las iglesias a cometer delitos, “ahora eso quedó rebasado”, expuso.

Y el problema es que las denuncias que son presentadas por daños y robos, los titulares del Ministerio Público las han minimizado, han invisibilizado estos delitos, les dan poca, importancia dándoles un trato indiscriminado”, indicó.

ESPIRITUALIDAD CONTRA EL CRIMEN

El pastor evangélico Arturo Farela, quien respalda, entre otras acciones, la Cartilla Moral del actual gobierno federal, la cual fue distribuida en templos cristianos del país, dijo a Excélsior que a través de la espiritualidad, los valores y el cumplimiento de los Diez Mandamientos, particularmente el de No matarás y No robarás, es como podrá enfrentarse al crimen adentro y afuera de los templos.

Recordó que está pendiente un compromiso de las autoridades para que las asociaciones religiosas puedan operar como permisionados de radio y televisión, a fin de difundir los valores y predicar, ante todo, el amor al prójimo.

Lo que le pedí al presidente Andrés Manuel en 2019, con la presencia de Olga Sánchez Cordero (extitular de Segob) y Zoé Robledo (exsubsecretario de Segob), para que la radio y la televisión difundan principios y valores, y la predicación de El Evangelio”, recordó el pastor Farela.

Para el sacerdote Omar Sotelo, director del Centro Católico Multimedial, es necesario dar puntal seguimiento a las investigaciones de cada uno de los casos de robo a iglesias y ataques a ministros de culto, desde el inicio de las investigaciones hasta las sentencias.

Asimismo, proseguir con las capacitaciones en torno al conocimiento y aplicación de los protocolos básicos de seguridad eclesial personal y de recintos religiosos, emitidos por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Y también, crear un plan que permita la compilación de la información sobre agresiones y delitos cometidos contra el patrimonio nacional y de las asociaciones religiosas y evaluar la pertinencia para hacer lazos de colaboración con otras iglesias.

NO HAY DENUNCIAS EN JALISCO

El pasado jueves 30 de junio en la conferencia matutina se le preguntó al presidente Andrés Manuel López Obrador si estaba enterado de que en Jalisco algunos religiosos están denunciando que el crimen organizado también cobra derecho de piso a las iglesias para que puedan seguir laborando y ofreciendo sus servicios religiosos.

López Obrador respondió que no sabía de ellos y que había que corroborar.

El subsecretario de Seguridad Federal, Ricardo Mejía Berdeja, presente en la conferencia, confirmó que no había denuncias al respecto.

por Excelsior

COMPARTE LA NOTA EN TUS REDES

Related posts